Cómo viajar con tu pareja y no separarte en el intento.

Viajar con la persona amada es una de las experiencias más lindas que pueden pasar en pareja, es un excelente momento para conocerse más y encontrarse desde un lugar más íntimo y relajado. El hecho de no tener las presiones diarias del trabajo, el stress del tráfico y las obligaciones cotidianas nos ayuda a disfrutar mucho más de las experiencias buenas y disminuir las malas.

Compartir una cena, tomar una taza de café, conocer nuevos paisajes, salir de fiesta o simplemente quedarse a descansar con tu pareja pueden ser actividades muy enriquecedoras.

Pero no todo es color de rosa ya que los viajes también presentan desafíos, tanto personales como de pareja, y muchas veces no todo sale como lo esperábamos. Está en nuestras manos poder superar esos desafíos con paciencia y comprensión ya que es muy fácil que todo se descarrile y termine en discusiones y reclamos.

Lo más importante a tener en cuenta para evitar pasar estas situaciones es mantener siempre el respeto y saber comunicarse para que todo quede claro desde un principio. Siempre van a haber cosas que nos molesten y por eso es necesario decirlo lo antes posible para evitar la acumulacion y que se llegue a “colmar el vaso” terminando con una explosión verborragica sin vuelta atrás.

Hacer un viaje con tu media naraja requiere también de un periodo de acostumbramiento ya que deben habituarse a sus formas, sus tiempos, sus olores y sus exigencias. Es algo realmente maravilloso si se toma como algo natural y relajado, pero si alguno de los dos pretende usar el viaje para cambiar al otro pueden generarse muchas situaciones de tensión y discusiones sin sentido. Si encontramos algo que realmente no podemos tolerar lo mejor es conversar desde un lugar  tranquilo y sobre todo respetuoso, para que la otra persona sienta nuestra incomodidad y logre empatizar con nuestro sentir.

Si es la primera vez que van a realizar un viaje de este tipo tomense el tiempo de preguntar al otro qué es lo que espera y cuáles son sus expectativas para poder estar de acuerdo y que no suceda ninguna “sorpresa” al momento de llegar al destino. Decidan las actividades juntos, y cedan ante los pedidos que su pareja considere importante.

También tengan en cuenta el tiempo para descansar y relajarse juntos ya que llenarse de actividades puede quitarles tiempo de intimidad y exceso de cansancio. Obviamente cuando vamos a algún lugar queremos exprimir las experiencias al máximo y conocer todo lo que sea posible, pero para este caso no solo se viaja por el destino sino también por consolidar la pareja y fortalecerse uno con el otro.

Sean flexibles ya que no todos tienen el mismo ritmo y deben saber conceder o exigir ciertas cosas para complacer o que los complazcan.

No quiero decir que tenga la clave para que un viaje en pareja sea exitoso, cada pareja es singular y convive dentro de sus reglas, simplemente quiero compartir lo que pude aprender con mis viajes y con las experiencias que me han contado.

Tengo la suerte de tener a mi lado a una gran mujer con quien nos logramos complementar excelentemente, si bien hemos tenido discusiones y diferencias siempre logramos superarlas y renovarnos a partir de ellas.

Espero que este post te haya sido de ayuda y no olvides dejar tu comentario si tienes también tus tips que pueden ayudar.

Visitar mis redes!!!

instagram

Facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: