El jet lag. Qué es y cómo evitarlo

Viajar en avión nos da la gran y maravillosa ventaja de poder atravesar países y continentes en periodos cortos de tiempo, lo cual nos permite aprovechar al máximo el tiempo que tenemos para visitar nuestro destino.

Pero hay un pequeño problema que puede traer malestares a nuestro cuerpo, les presento el Jet Lag. Si eres viajero frecuente seguro sabes de lo que estoy hablando, y si no lo sabes a continuación te lo explico y te doy algunas técnicas que te ayudarán a evitarlo o por lo menos a disminuir su impacto.

El diccionario define al jet lag como un desajuste temporal de las funciones del cuerpo humano tras un viaje largo en avión. Se conoce también como síndrome de los husos horarios o disritmia circadiana.

Nuestro cuerpo y mente están acostumbrados a un ritmo biológico natural el cual se adquiere según nuestras actividades diarias y los hábitos de conducta que tengamos.  Ese reloj interno que tenemos abarca aproximadamente 24 horas y 11 minutos, por eso al atravesar varios meridianos lo que hacemos es restarle o sumarle horas a ese reloj dependiendo hacia que punto cardinal viajemos.

Las principales consecuencias del Jet Lag son: sentir sueño de día o insomnio, sentir cansancio, cambios en el estado de ánimo, molestias digestivas, dolores de cabeza, deshidratación, sequedad nasal o de la garganta, escalofríos y dolor de piernas.

La intensidad de los malestares puede intensificarse dependiendo de la cantidad de husos horarios que se superen hasta llegar al destino y de las condiciones del vuelo que hayas tenido. Si la diferencia horaria entre el punto de partida y el destino final no supera las 4 horas, probablemente no sufras de estos síntomas.

En lo personal no sentí demasiado este problema al llegar a los destinos, pero sí los sentí al regresar a casa. Tal vez esto me suceda por la excitación que me genera llegar a un nuevo lugar, si llego de día tengo ánimos para dar un paseo y aguantar hasta la noche para dormir y en caso de llegar de noche el cansancio del viaje me ayuda a conciliar el sueño rápidamente.

Ahora que ya sabes todo esto seguramente te estás preguntando qué hacer para evitarlo o disminuir su impacto. A continuación te dejo algunas recomendaciones:

  • Evita el alcohol y la cafeína 24 antes de viajar.
  • Ajusta tu reloj al horario del destino apenas subas al avión. (Duerme o mantente despierto como si ya estuvieras allí).
  • Hidrátate con mucha agua antes y durante el vuelo.
  • Consumir aspirinas antes y después de viajar.
  • Consumir frutas y verduras.
  • Evitar alimentos pesados.

Espero que estos datos te ayuden a tener un viaje más placentero y puedas disfrutarlo al máximo.

Si te ha gustado el post por favor compartelo en tus redes para que todos los viajeros se enteren.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: