San Bernardino fuera de temporada.

La ciudad de San Bernardino es bien conocida por su fuerte actividad veraniega: fiestas, conciertos, tardes de playa, aventuras o paisajes hermosos son solo algunas de las cosas atractivas que podemos encontrar allí.

Pero… ¿Qué pasa una vez que termina el verano?

Viaje a esta ciudad fuera de temporada justamente para responder esta pregunta y he aquí mis conclusiones.

Encontré un lugar que puede disfrutarse desde otro punto, totalmente contrario a los meses de verano, esta vez reinaba la tranquilidad. Se podían realizar caminatas sin ser aturdido por la música de los autos o los escandalosos caños de escapes de las motos, por lo tanto todo era mas relajado y podía disfrutar del silencio.

Me encanto recorrerla en auto y no tener que preocuparme por el tráfico y las bocinas, todo estaba cerca y pasear por sus calles era todo un placer. A donde quiera que iba no tenía que hacer filas ni esperar, todo era rápido y sencillo.

Sin duda alguna los paisajes de esta ciudad se realzan cuando no tiene encima tanta gente. Caminar por la playa, ver el lago, jugar en la plaza, son cosas que se pueden hacer prácticamente sin nadie alrededor, da la sensación que la ciudad estuvo esperando que la visites y se pone vestida de gala a tu disposición.

La oferta hotelera también es algo que me sorprendió para bien, fui con el prejuicio de que si no era temporada el servicio estaría disminuido pero fue totalmente lo contrario y la experiencia fue excelente.

Encontré además que se pueden realizar actividades extremas como: rapel, vuelo en avioneta, canotaje, ski acuático, etc. Todas estas son preparadas especialmente para ti ya que al no ser temporada alta, tu seras un cliente exclusivo.

Si bien puedo destacar muchos puntos favorables, también hubo cosas que no fueron de mi total agrado pero que son comprensibles desde el punto de vista comercial. Claramente al no tener tanta aglomeración de gente los lugares de comida no pueden sostenerse y cierran una vez termina la temporada. Pero como no hay mal que por bien no venga, gracias a que los lugares más conocidos estaban cerrados pude conocer un restaurante de comida alemana llamado Oktoberfest del cual me fui encantado. La atención fue excelente y la comida mucho mejor, por lo cual si todavía no lo conoces, te recomiendo que lo hagas.

Una vez dicho todo esto la pregunta que sigue es ¿es mejor ir en temporada o fuera de ella?

La respuesta es: depende!

Si quieres un lugar para fiestas, alcohol y descontrol, la temporada va a ser tu aliada para que visites San Bernardino. Y si lo que quieres es relajarte y recorrer la ciudad sin aturdirte tienes que visitarla fuera de temporada.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: