Viajar solo, si o no.

Tomar una decisión como esta, es tal vez la mas difícil a la hora de emprender un viaje. Muchas veces perdemos la oportunidad de conocer lugares increíbles por el solo hecho de no tener quien nos acompañe. Realizar una travesía con amigos, familiares o con tu pareja es sin duda algo maravilloso pero por qué no darte una oportunidad de salir de tu zona de confort y disfrutar contigo mismo.

Pase por esta encrucijada muchas veces y por ese motivo quiero dar mi consejo al respecto: Si bien es muy diferente la experiencia que obtenemos viajando en compañía y viajando solo, cada una tiene su encanto y a la vez su desazón.

El hecho de viajar solo ya sea por las ciudades aledañas, países vecinos o continentes lejanos siempre genera en uno la incertidumbre de saber si todo va a salir bien, si vamos a divertirnos o si vamos a ser capaces de afrontar todas las situaciones que se presenten. La respuesta para todos estos punto es SI.

Viajar solo no solamente presenta un desafío personal sino que también abre la puerta para que atravieses situaciones increibles que estando acompañado jamas podrías pasar. Quieras o no tendrás que socializar con extraños, esto te hará entrar en confianza más rápidamente y te harás de amigos nuevos. Esto nunca podría ser malo.

Estar solo en un viaje también te ayuda a conocerte mejor a ti mismo y al lugar de tu destino, al no tener personas que te distraigan todo el tiempo puedes conectarte mejor  contigo y con el entorno. Puedes detenerte a ver cada uno de los detalles que a ti y solo a ti te interesan, por lo tanto si estuvieras con un grupo tendrías que pasarlo por alto.

Otra cosa que me gusta es que todas las decisiones van a ser tuyas para bien o para mal siempre harás lo que te venga en ganas y tendrás toda la flexibilidad que necesites. Siempre me pasa que al estar en grupo es muy difícil ponerse de acuerdo y aparecen las frases “yo no tengo problema”, “lo que ustedes quieran esta bien”, “yo hago lo que ustedes decidan”(estoy seguro que escucharon alguna de estas) y tantas otras frases que lo único que hacen es que al final siempre alguien quede disconforme.

Hasta ahora solo hable de cosas buenas, pero también hay cosas que no los son. Una de las cosas negativas es que estando solo no puedes dividir las responsabilidades por lo tanto la tarea de planificación y organización va a ser toda tuya y déjame decirte que puede ser agotador.

Un punto mas en contra es que cuando pasas momentos extraordinarios por lo general deseas compartirlos, ver un atardecer en la playa, llegar a la cima de la montaña, nadar en aguas cristalinas, etc. Estos momentos son mas intensos cuando tienes a un ser querido cerca.

Sin dar mas vueltas quiero darte mi respuesta, y es que si. Toma tus cosas y viaja solo por lo menos una vez en tu vida. Eso si toma todas las precauciones necesarias y planealo bien!

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: